top of page
Buscar
  • Foto del escritorJosé Pablo García Roldán

Reputación y éxito: el valor de la comunicación en un mundo sostenible y digital

En un mundo donde la información fluye a una velocidad vertiginosa y las percepciones pueden cambiar en un instante, la comunicación estratégica emerge como el pilar fundamental para cuidar y potenciar la reputación de las empresas, así como para impulsar sus estrategias de negocio.


En este contexto, temas como la sostenibilidad y criterios ESG+T (ambientales, sociales, gobernanza y tecnología) se han convertido en elementos clave.


Mientras que la digitalización y tecnologías innovadoras como la Inteligencia Artificial (IA), el Metaverso y el Big Data están remodelando el panorama empresarial de formas nunca antes vistas.


Empresas con conciencia, más allá de la Responsabilidad Empresarial

La sostenibilidad y criterios ESG+T ya no son solo una tendencia, sino una necesidad imperante en la agenda de las empresas conscientes, esto, inclusive, a pesar de su politización.


Oriol Iglésias en su libro Empresas con conciencia es clarivedente en este tema. Inclusive, asegura que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) murió, al menos en la forma que se conoce y se ha venido gestionando.


El libro sostiene que ir más allá de la RSE implica adoptar una perspectiva ética arraigada en principios sólidos en lugar de simplemente cumplir con obligaciones externas o generar beneficios económicos.


Aboga por ir más allá de simplemente tener valores empresariales enunciados y desarrollar principios corporativos arraigados que guíen todas las acciones y decisiones de la organización.


Lo anterior, debido a que los valores son ideales abstractos, mientras que los principios son guías de comportamiento concretas y fundamentales para la toma de decisiones.


Y pone en valor la comunicación efectiva de los esfuerzos sostenibles de una empresa, ya que esto no solo refuerza su imagen de responsabilidad ante la sociedad.


Si no que también crea conexiones más profundas con los consumidores, quienes valoran cada vez más el compromiso con el medio ambiente, la sociedad y conducta corporativa, lo que incrementa el capital reputacional y garantiza la licencia social para operar.


Además, las estrategias de comunicación que destacan la Sostenibilidad y criterios ESG+T atraen nuevos inversionistas comprometidos con el desarrollo sostenible.


Pero también la creación de valor a largo plazo para las empresas que demuestren acción y hacer (storydoing) en su compromiso, y no solo en lo que dicen que hacen (storytelling).


La tecnología, IA, digitalización e innovación

Por otro lado, la rápida evolución de la tecnología está transformando la manera en que nos relacionamos, consumimos información y realizamos transacciones comerciales.


La Inteligencia Artificial, por ejemplo, no solo ofrece capacidades avanzadas de análisis de datos, sino que también impulsa la personalización en la comunicación, permitiendo a las empresas adaptarse a las necesidades específicas de sus audiencias de manera más eficiente y precisa.

Maximizar la Inteligencia artificial generativa

Es urgente que los esfuerzos en las estrategias se dirijan a trabajar en la Inteligencia Artificial generativa, para que esta trabaje para nosotros, no por nosotros, desde la ética, responsabilidad y legalidad que esto implica.


La IA generativa optimiza y enriquece la comunicación corporativa al automatizar tareas, personalizar mensajes, generar contenido y proporcionar información valiosa para la toma de decisiones estratégicas.


Además, apoya la gestión comunicativa de la empresa en la personalización y segmentación, generación de contenido, análisis de sentimientos de las audiencias, retroalimentación, traducción y localización, y por supuesto, en la creación de contenido audivisual.

Metaverso y Big Data cuentan con un papel protagónico

Por su parte, el surgimiento del Metaverso representa un nuevo paradigma en la interacción digital, donde las experiencias virtuales y la realidad se entrelazan de manera fluida.


En este entorno, las empresas tienen la oportunidad de construir narrativas envolventes y participativas que cautiven a sus audiencias de maneras innovadoras y sorprendentes.


Su capacidad de ofrecer un espacio virtual donde las empresas pueden interactuar con sus clientes de manera innovadora, creando experiencias inmersivas y envolventes que generan una conexión más profunda y significativa, está revolucionado la forma de organizar grandes eventos de marca y corporativos.


El Big Data, por su parte, ofrece a las empresas recopilar, analizar y entender grandes volúmenes de datos de manera rápida y eficiente, lo que les permite adaptar sus mensajes y estrategias de comunicación para satisfacer las necesidades y preferencias específicas de su audiencia.


Sin embargo, su verdadero valor radica en la capacidad de transformar estos datos en historias convincentes y acciones concretas a través de una comunicación estratégica y perspicaz.


Herramientas claves

Así, el Big Data y el metaverso se convierten en herramientas claves para la comunicación corporativa debido a su capacidad para proporcionar insights profundos sobre la audiencia y facilitar experiencias inmersivas y personalizadas.


Al aprovechar estas tecnologías, las empresas pueden mejorar su reputación al ofrecer mensajes relevantes y experiencias únicas que generan confianza, lealtad y reconocimiento de marca entre su audiencia.


Con lo cual la comunicación estratégica se convierte en un habilitador fundamental para el éxito empresarial en la era de la sostenibilidad y la tecnología.


Aquellas empresas que comprenden el valor de una comunicación transparente, auténtica y centrada en el cliente y/o usuario estarán mejor posicionadas para construir relaciones sólidas con sus stakeholders.


También para diferenciarse en un mercado competitivo, ganar capital reputacional y trazar un camino hacia un futuro más sostenible y rentable.


Artículo publicado por el diario Observador.cr



Comments


bottom of page