top of page
Buscar
  • Foto del escritorJosé Pablo García Roldán

La Inteligencia Artificial cambia la estrategia de juego para las marcas deportivas

En el vertiginoso mundo de la gestión de las marcas y el marketing deportivo, la búsqueda constante de nuevas formas de conectar con los aficionados y maximizar el retorno de la inversión ha llevado a la adopción de tecnologías innovadoras.


Entre estas, la inteligencia artificial (IA) se destaca como una herramienta revolucionaria que está redefiniendo la manera en que las marcas deportivas activan sus patrocinios, planifican sus estrategias de comunicación y marketing.


El impacto de la IA en el deporte es muy significativo y se espera que sea una de las innovaciones más relevantes en la estrategia de activación del patrocinio deportivo en los próximos cinco años.


IA para aumentar ingresos

Tanto las marcas patrocinadoras como las properties consideran que la IA será fundamental para aumentar ingresos y reducir costes.


Así lo demuestra el último informe Barómetro de Patrocinio Deportivo 2024, realizado por SPSG Consulting. Se trata de firma consultora especializada en deporte, entretenimiento, y patrocinio.


Dicho informe indica que las marcas patrocinadoras califican la Inteligencia Artificial (82%) como la principal innovación que influirá en el patrocinio deportivo en los próximos años, seguida por la Gamificación y los eSports (62%), así como Big Data (46%) y la realidad aumentada (31%).


Por su parte, las properties colocan a la Inteligencia artificial (73%) como la segunda innovanción que influirá en el patrocinio deportivo, pero muy de cerca al Big Data (76%) considerada la principal innovación.


Luego aparecen la gamificación y los eSports con (37%), y más lejos la realidad aumentada y Cashless (29%), dejando prácticamente en el olvido los FansToken (17%) y los Fantasy Sports (15%) que en su momento estuvieron muy fuertes.


Valor de IA para las marcas deportivas

La Inteligencia Artificial ofrece un valor significativo y diferencial para las marcas deportivas al permitirles comprender mejor a su audiencia y ofrecer experiencias más personalizadas y relevantes.


Esto lo podemos analizar por medio de algunos beneficios elementales:


Comprensión profunda del Consumidor: La IA puede analizar grandes cantidades de datos de los consumidores, desde sus preferencias de compra hasta su comportamiento en línea y su actividad en redes sociales.


Esto brinda a las marcas una visión más completa y detallada de quiénes son sus aficionados, qué los motiva y cómo pueden involucrarlos de manera más efectiva.


Optimización de contenido: La IA puede ayudar a las marcas deportivas a crear y optimizar contenido relevante y atractivo para los aficionados.


Mediante el análisis de tendencias y el rendimiento pasado, los algoritmos de IA pueden identificar qué tipo de contenido resonará mejor con la audiencia y cuál es el mejor momento para publicarlo.


Mejora la experiencia del espectador: La IA también puede mejorar la experiencia del espectador durante los eventos deportivos, proporcionando análisis en tiempo real, repeticiones instantáneas y contenido adicional a través de aplicaciones y plataformas digitales.


Optimización del Retorno de la Inversión (ROI): La IA puede analizar datos y optimizar estrategias, las marcas deportivas pueden maximizar el retorno de su inversión en patrocinio, estrategias de marketing y comunicación.


Personalización a escala: Con la IA, las marcas deportivas pueden personalizar las interacciones con los aficionados a una escala sin precedentes. Mediante el uso de algoritmos de aprendizaje automático, pueden ofrecer contenido, promociones y experiencias adaptadas a los intereses y comportamientos individuales de cada aficionado.


Optimización Continua: La IA no solo ayuda a las marcas a comprender mejor a su audiencia, sino que también les permite optimizar continuamente sus estrategias de activación del patrocinio en función de los datos en tiempo real.


Algoritmos

Los algoritmos de IA pueden identificar patrones y tendencias emergentes, así como realizar ajustes automáticos para mejorar el rendimiento de las campañas y maximizar el retorno de la inversión.


Innovación y Diferenciación: Al adoptar la IA en su enfoque de activación del patrocinio, las marcas deportivas pueden destacarse como innovadoras y orientadas al futuro.


La capacidad de ofrecer experiencias únicas y personalizadas a los aficionados no solo aumenta la atención y la participación, sino que también ayuda a construir una reputación de marca sólida y diferenciada en un mercado cada vez más competitivo.

Es una carrera por la atención y reputación


En un mundo donde la atención es un recurso escaso y la competencia por la visibilidad es feroz, la capacidad de captar y mantener la atención de los aficionados es fundamental para el éxito de cualquier marca deportiva.


La IA se convierte en un aliado invaluable en esta tarea al permitir a las marcas ofrecer experiencias personalizadas y relevantes que influyan en su audiencia.


Al adaptarse a las preferencias individuales de los aficionados y ofrecer contenido y ofertas específicas para ellos, las marcas deportivas pueden aumentar su relevancia y conexión emocional, lo que a su vez les ayuda a ganar atención y construir una reputación sólida en el mercado.


Las marcas que logren hacerlo de forma efectiva tendrán una posición privilegiada para ganar la confianza, lealtad y fidelidad de los aficionados, así como para destacar en un paisaje mediático cada vez más saturado y cargado de ruido.


Es indispensable para las marcas deportivas aprovechar el poder de la IA para comprender y comprometerse con los aficionados de manera más efectiva, establecer conexiones más sólidas, optimizar su ROI y diferenciarse en un mercado en constante evolución y cambiante.


Aquellas que abracen esta tecnología con visión de futuro, pero con ética y planificación, estarán mejor preparadas para triunfar en el cambiante paisaje del marketing, comunicación y patrocinio deportivo.


Artículo publicado por el Observador.cr

Comments


bottom of page