top of page
Buscar
  • Foto del escritorJosé Pablo García Roldán

Innovación y comunicación: un binomio inseparable para el éxito empresarial

En un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados y la información se transmite en tiempo real, la comunicación se ha convertido en un campo en constante evolución.


La innovación juega un papel fundamental para que las empresas y organizaciones puedan adaptarse a este nuevo panorama y seguir siendo competitivas.


Evolución de la comunicación

A lo largo de la historia, la comunicación ha experimentado una evolución constante, desde las formas más primitivas hasta las sofisticadas herramientas digitales que utilizamos hoy en día.


La invención de la imprenta, el teléfono, la radio, la televisión e internet han marcado hitos en la forma en que nos comunicamos.

Innovaciones emergentes

En la actualidad, la innovación en la comunicación se ve impulsada por tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial (IA), la realidad virtual y aumentada, el blockchain, el metaverso y el internet de las cosas (IoT), entre muchas otras.


Estas tecnologías están transformando la forma en que interactuamos entre nosotros, creando nuevas posibilidades para la comunicación interpersonal, la colaboración y el intercambio de información, así como la gestión de nuevos riesgos.


Impacto de la innovación en la comunicación

La innovación en la comunicación tiene un impacto significativo en diversos sectores, algunos ejemplo son:


  • Empresas: Las empresas que adoptan estrategias de comunicación innovadoras pueden mejorar su productividad, aumentar su eficiencia y fortalecer sus relaciones con clientes y colaboradores, así como porteger e impulsar su reputación, y ganar la preciada licencia social para operar.

  • Educación: La innovación en la comunicación permite desarrollar nuevas experiencias de aprendizaje más interactivas, predictivas y personalizadas, acorde a las exigencias de un entorno en constante cambio.

  • Gobierno: Los gobiernos pueden utilizar la innovación en la comunicación para mejorar la transparencia, la participación ciudadana y la prestación de servicios públicos.

  • Sociedad: La innovación en la comunicación facilita la conexión entre personas de diferentes culturas y orígenes, promoviendo las polícticas de DEI (diversidad, equidad e inclusión) entre muchas otras.

¿Una nueva comunicación?

Sin duda, la significativa transformación global que atraviesa el mundo ha afectado los patrones de consumo de contenidos y la manera en que se accede a la información, por lo que algunos expertos y estudiosos de la materia ya hablan de una nueva comunicación.


Ante este contexto, es fundamental poner en valor a los líderes empresariales o institucionales en el mundo actual, ya que juegan un papel protagónico para la gestión eficiente de la comunicación de las organizaciones.


La capacidad de transmitir mensajes claros, inspiradores y coherentes es esencial para dirigir equipos, ganar la confianza de los stakeholders y construir una reputación sólida.


Con lo cual, es crucial identificar y adoptar los pilares fundamentales que sustentan lo que podríamos llamar “la nueva comunicación corporativa”. Por ejemplo, expongo al menos 3 de varios pilares fundamentales:


Comunicación multistakeholders

La comunicación con todas las partes interesadas requiere una visión global y una estrategia integral. Esto incluye establecer objetivos y medidas específicas para cada grupo objetivo, definir roles claros y establecer indicadores clave de desempeño.


Integrar este control en el organigrama y el presupuesto de comunicaciones de la organización es esencial para comunicarse de manera efectiva con todas las partes interesadas.


Coherencia entre comunicación comercial y comunicación corporativa

No integrar la comunicación comercial y corporativa y no garantizar la coherencia en los mensajes y compromisos puede resultar en la pérdida de recursos, credibilidad y eficacia.


Los clientes o usuarios pueden percibir una falta de coherencia entre lo que la empresa comunica como marca y cómo se comporta en sus operaciones comerciales, lo que puede generar desconfianza y afectar la percepción de la marca.


Es crucial para las empresas asumir el desafío de integrar la comunicación comercial y corporativa para garantizar la coherencia en los mensajes y compromisos.


Esto no solo fortalece la reputación y la confianza de la marca, sino que también mejora la eficacia de las estrategias de comunicación en general.


Comunicación y riesgos reputacionales

En el entorno empresarial actual, los riesgos reputacionales son más frecuentes, más intensos y más impredecibles. Independientemente de la fuente, cuando se activan estos riesgos, su gestión generalmente es responsabilidad del Departamento de Comunicación.


Así,  la comunicación desempeña un papel crítico en la gestión de riesgos reputacionales al proporcionar transparencia, gestionar expectativas, preservar la credibilidad, reconstruir la confianza y gestionar las relaciones con los stakeholders.


Al adoptar una comunicación estratégica y proactiva, las empresas pueden mitigar los impactos negativos en su reputación y proteger su valor de marca a largo plazo.


No dejar de lado

Otros pilares que podemos incorporar, es la gestión de la comunicación de la Sostenibilidad – ESG+T, la comunicación del CEO y gestión reputacional, ya que tiene un impacto directo en la reputación de la organización, y sobre todo, la urgencia de contar con un sistema de métricas para evaluar el impacto real en los diferentes grupos de interés.


Sin duda, la innovación en la comunicación es un proceso continuo que nos permite adaptarnos a un mundo en el que lo único constante es el cambio.


La comunicación es un elemento esencial para el progreso de la sociedad. La innovación en este ámbito tiene el potencial de transformar la forma en que nos relacionamos, aprendemos, trabajamos y participamos en el mundo.


Abordar los retos y aprovechar las oportunidades que presenta la innovación en la comunicación es clave para construir confianza y gestionar la desconfianza, así disminuimos el poder de la desinformación, y generamos un futuro más conectado, inclusivo y próspero.


Artículo publicado en el diario el observador.cr

Comments


bottom of page